Perros de montaña

Perro de pelea

PDF Imprimir E-mail

El enfrentamiento bastante y constante en los montes del Cáucaso a todo tipo de animales, tales como lobos, osos, jabalís y otros depredadores desde hace miles de años le ha impreso en sus genes  la característica de no dejarse vencer ni abandonar la pelea ante el dolor de las heridas, animándolo a combatir con más agresión, esta característica ha sido mal aprovechada por los nativos al ponerlos a combatir con otros perros, con osos, con pumas; no recomendamos presenciar una de estas peleas ya que son muy sanguinarias y repugnantes.

El perro se lo dio Dios al hombre para que le ayudar en su supervivencia desde la época cavernícola .La jauría acorralaba e inmovilizaba la presa y el hombre la remataba constituyéndose un binomio de mutua ayuda,  donde compartían la alimentación; el perro también le avisaba del peligro y lo defendía de depredadores superiores; en el invierno le proporcionaba calor, especialmente  a los niños; pero el poner a pelear perros entre sí es un abuso de su instinto, con un animal que lo que hace es querer hasta dar la vida por su amo.